21 ejemplos de negocios reales para inversionistas con visa E2

La visa E2 permite a inversionistas de más de medio centenar de países obtener los papeles para vivir en Estados Unidos -junto con su familia– gestionando su propio negocio.

Cada año fiscal se vienen aprobando una media de entre 25,000 y 30,000 visas E2. En la actualidad se estima que hay unos 100,000 negocios que son propiedad de inversionistas con este tipo de visados, que dan empleo a un millón de ciudadanos americanos.

Recordar que los negocios se pueden crear de la nada o comprar ya existentes. Estos son los 10 tipos de empresas que existen en Estados Unidos.

Tipos de negocios cuyos propietarios pudieron obtener una visa E2

En realidad es válido cualquier tipo de negocio real y legal (ver el enlace al principio de este artículo sobre requisitos). A continuación una lista de negocios reales, que existen hoy en día y, en algunos casos, nombres para poder hacer una búsqueda en internet para tener una idea más completa de qué se puede hacer.

  • Cafeterías, salones de té o café y pubs. Esta es una opción muy popular.
  • Cerrajeros (locksmith)
  • Concesionarios de autos (dealership)
  • Construcción, en sus diversas facetas. Por ejemplo, colocación de todo tipo de pisos (flooring) como Steamboat Springs en el estado de Colorado, servicio de pintura, etc.
  • Decoración del hogar.
  • Educación, desde academias a escuelas preescolares, guarderias infantiles y entrenamiento de vuelos.
  • Fábricas de lo más variado, desde productos de alta tecnología a fabricantes de aspiradores, como por ejemplo Miracle Mate USA en el estado de Washington.
  • Franquicias, que poseen grandes ventajas para las personas que carecen de experiencia gestionando negocios.
  • Gerencia de propiedades (una opción frecuente)
  • Hoteles, posadas, bed and breakfasts.
  • Imprenta. Por ejemplo, Minuteman Press en Anniston, Alabama.
  • Laboratorios médicos, como Essential Diagnostics en California.
  • Mascotas: servicios veterinarios, entrenamiento de perros como Bark Busters en Florida, peluquería animal, etc.
  • Paquetería y mensajería
  • Parque para autocaravanas (RV) como por ejemplo Shady Acres en Mississippi.
  • Restaurantes, esta es una opción muy común.
  • Salones de belleza, peluquería, spa, manicura y pedicura.
  • Servicios de limpieza, cuidado de jardines (landscaping), poda de árboles y de piscinas (albercas o piletas). Por ejemplo, Windermerepools en Florida.
  • Servicios proveedor de empleados domésticos, por ejemplo Melody Maids en Florida.
  • Tiendas de cualquier tipo de producto. Por ejemplo, chocolates, pasteles, piezas para motos,ropa, costura, artículos para baños y cocina, cortinas, artículos para hobbies, alquiler de muebles para eventos, floristerías, antigüedades, artículos para golf, etc.
  • Transporte escolar y médico.

En un principio, una inversión inmobiliaria no es razón suficiente para que se pueda solicitar y menos obtener la visa E-2. A menos que se pueda presentar como un negocio activo y real.

A tener en cuenta

En realidad se puede tener cualquier tipo de negocio. Lo fundamental es tener un buen plan de negocio y tener capacidad para gestionarlo y el dinero para crearlo. La inversión tiene que ser sustancial para obtener la visa E-2.

Además, hay que tener pasaporte de un país con un tratado de inversión con Estados Unidos. No confundir con los tratados de libre comercio, que son otra cosa. Y desatacar que en los casos de doble nacionalidad es suficiente con tener una de las nacionalidades.

Se permite que sean franquicias con un modelo de negocio probado. Estas son las consideradas como las 10 mejores franquicias de Estados Unidos.

A la hora de elaborarlo es muy aconsejable contar con la colaboración de un profesional que conozca Estados Unidos y cómo funcionan las leyes. SelectUSA, gestionado por el gobierno federal, es un buen lugar para comenzar a recabar información y pedir referencias de profesionales en distintos estados.

Además, puede dar buena información sobre el proceso de constituir legalmente empresas y de cómo obtener financiación.

El negocio se puede crear en cualquiera de los 50 estados de la Unión Americana, en Washington D.C. o en cualquiera de los territorios de los EEUU como, por ejemplo, Puerto Rico (información sobre documentos que se necesitan para viajar a la Isla y datos básicos sobre su estatus). Puerto Rico posee excelentes atractivos, destacando obviamente, que el idioma es el español.

A la hora de decidirse por invertir en un estado o en otro, tener en cuenta datos básicos como los impuestos que se pagan a nivel estatal y local. Estos son los estados en los que es más fácil hacer negocio. Sin duda va a impactar en los resultados del negocio.

Otras opciones de visa para inversores

Si la E-2 no es la opción adecuada, estas son 8 posibilidades de obtener una visa y fundar un negocio en Estados Unidos. Además, en el caso de emprendedores que  ya tienen en sus países un negocio de import/export, la visa E-1 para los comerciantes podría ser la adecuada.

Finalmente, si se está abierto a emigrar a otros países, estos 20 permiten obtener la ciudadanía (pasaporte) o/y la residencia a cambio de una inversión. Las cantidades y las condiciones son muy diferentes entre sí.

Y si la decisión es intentar Estados Unidos, estas son 10 cosas importantes que se deben conocer antes de viajar, a ser posible, o nada más llegar.

Escrito por:  María Rodríguez.

Pasaporte Para Viajar a EEUU en Casos Doble Ciudadanía

Frecuentemente, las personas con doble ciudadanía se preguntan si pueden ingresar sin visa a Estados Unidos por turismo o negocios utilizando el pasaporte que es de un país incluido en el listado del Programa de Exención de Visas, aunque no residen habitualmente en dicho país.

La respuesta es sí, aunque deben conocerse las excepciones y cuándo pueden surgir los problemas.

Ventajas e inconvenientes de viajar sin visa a Estados Unidos

Los ciudadanos de 38 países, entre los que se encuentran Chile y España, pueden ingresar a los Estados Unidos sin visa. Si llegan por avión de línea regular o barco deben antes de volar una autorización que se conoce como ESTA.

Una ventaja evidente de viajar sin visa es que la ESTA es mucho más económica. En el momento de escribir este articulo el costo de la ESTA es de $14 frente a $160 de la visa B1/B2, cuyo precio final puede ser incluso superior para algunos países, en aplicación de acuerdos de reciprocidad.

Otra ventaja económica es que en caso de negación, se recuperan $10 en el caso de la ESTA, por lo cual el coste total es de $4. Por el contrario, si no es aprobada la solicitud de la visa de turista o negocios o la combinada de ambas, el solicitante no recupera nada. En otras palabras, pierde los $160 dólares.

Otro de los atractivos de viajar sin visa es que se evita tener que acudir a la entrevista en persona al consulado o Embajada, lo cual ahorra sin duda tiempo y en muchos casos también nervios. En cuanto al tiempo, en la actualidad este problema es incluso mayor porque son numerosos los consulados en los que se necesita acudir con anterioridad a la entrevista a un Centro de Apoyo al Solicitante por el asunto de los datos biométricos, es decir, huellas digitales y fotografía.

Pero cuando se compara viajar con visa o sin visa, también hay inconvenientes para este último caso.

Como regla general, si se ingresa a Estados Unidos con visa de turista se recibe una autorización de 180 días, es decir, 6 meses. Ese plazo es el más común, aunque puede ser inferior si así lo decide un oficial de migración. El plazo autorizado está reflejado en el documento que se conoce como I-94.

Por el contrario, si se viaja con visa el tiempo máximo de estancia en Estados Unidos es de 90 días, ni uno más.

Otra gran diferencia es que si se ingresa con visa es posible solicitar una extensión de la estancia y también un cambio de visa, por ejemplo, de turista a estudiante.

Sin embargo, si se ingresa a Estados Unidos sin visa no es posible alargar el plazo de 90 de ninguna de las maneras. En otras palabras, la ley no contempla la petición de extensión o de cambio a otra visa no inmigrante. Es imposible.

Por lo tanto hay que salir del país antes de cumplir los 90 días de presencia. Además, es recomendable evitar juegos como salir a México, Bahamas o Canadá y regresar con la idea de obtener así otros 90 días. Lo cierto es que en estos casos se regresa no con un nuevo plazo, sino con los días que quedasen del anterior.

Incluso hay que tener en cuenta que se está jugando con fuego en los casos de salida al país de origen o cuando se viaja a países adyacentes como México y Canadá y se fuerza al límite el plazo de los 90 días antes de salir de tal manera que ya no hay días restantes en el primer plazo cuando se regresa y se quiere obtener un nuevo trimestre.

Puede suceder que el oficial de migración considere que se está viviendo en Estados Unidos, sospeche que se está trabajando o estudiando sin visa, etc. lo cual llevaría a que se prohíba el ingreso al país e incluso acabar con el castigo de una expulsión inmediata.

¿Viajar con un pasaporte o con los dos?

Esta es una pregunta muy común entre las personas con doble ciudadanía que deciden ingresar a Estados Unidos sin visa. La respuesta no es única y se ilustra mejor con casos específicos.

Por ejemplo, en el caso de un argentino que vive en Argentina pero que tiene también pasaporte italiano debería viajar con sus dos pasaportes. Así, saldría de Argentina con el de ese país pero mostraría ya allí el italiano para que le permitan embarcar. Al ingresar y también al salir de Estados Unidos. Al llegar a Argentina, mostraría ese pasaporte para entrar a su país.

Otro ejemplo distinto es el de, por ejemplo, un argentino que reside habitualmente en Italia y tiene también pasaporte de ese país. En este caso, utilizaría solamente el pasaporte italiano.

Qué problemas pueden surgir al llegar al control migratorio de los Estados Unidos

En principio, los problemas potenciales son los mismos si se viajan con visa o sin visa. Ninguna de las dos situaciones garantiza el ingreso. Lo que importa es que la persona que quiere ingresar como turista tiene que ser considerada como elegible y admisible para ingresar a Estados Unidos.

Si se considera que reúne tal cualidad, no hay problema. De hecho, son miles las personas con doble ciudadanía que deciden viajar sin visa y nunca han tenido problemas.

En otras palabras, el problema no es la visa o la no visa, sino si se cumplen los requisitos para ingresar o no.

En este punto decir que hay noticias que apuntan a que se les ha negado el ingreso en repetidas ocasiones a dominicanos que viajan a Estados Unidos recién adquieren la ciudadanía de un país incluido en el listado de los Países con Exención de Visado (VWP, por sus siglas en inglés). No es que no puedan viajar, es que por la razón que sea puede haber levantado sospechas de que su intención es quedarse en los Estados Unidos.

Si se tiene duda, la opción es olvidarse de viajar sin visa y solicitar una B1/B2.

Finalmente decir en relación a este punto de los posibles problemas que pueden encontrar los cubanos para embarcar sin visa en un vuelo hacia Estados Unidos. Lo cierto es que miles de cubanos embarcan e ingresan sin ningún problema. Pero no es menos cierto que se les puede impedir incluso embarcar si se sospecha que su intención es quedarse en Estados Unidos y pedir que se les aplique la Ley de Ajuste Cubano una vez que están allí.

Excepciones a viajar sin visa en los casos de doble ciudadanía

En determinadas ocasiones no es posible que las personas con doble ciudadanía decidan que prefieren viajar sin visa y deben solicitar la visa si es que quieren viajar como turistas a los Estados Unidos.

Entre otras situaciones destacan las siguientes:

Cuando previamente le han negado una visa, aunque la solicitaran con otro pasaporte. La visa se le negó a la persona, no al pasaporte y las autoridades migratorias saben que se trata de la misma persona al cotejar las huellas digitales que se dieron al solicitar la visa con las que se toman en el punto de ingreso a Estados Unidos (puerto, aeropuerto o paso terrestre fronterizo).

Otra situación que pide por solicitar la visa es cuando previamente una persona ha tenido una visa americana y ésta ha sido cancelada.

Otro caso es cuando se ha visitado anteriormente Estados Unidos y el visitante se ha quedado más tiempo del autorizado.

Finalmente, todos los casos en los que ha habido en el pasado situaciones problemáticas, como violaciones migratorias, deportaciones, expulsiones inmediatas, etc.

Otras situaciones de doble ciudadanía o nacionalidad

Estados Unidos, por regla general, no tiene ningún problema con la doble ciudadanía, también conocida como doble nacionalidad.

Esto es así en el caso de extranjeros que pueden utilizar el pasaporte que deseen, como se ha explicado en este artículo, pero también en otros como para aplicar por visas limitadas a ciertos países como es el caso de la visa de inversión E-2. Así,por ejemplo, un venezolano no puede beneficiarse de esa visa pero si cuenta con otro pasaporte como puede ser el de Colombia, España, Portugal, etc, puede solicitarla.

Pero también es el caso de sus propios ciudadanos. Estados Unidos admite la doble nacionalidad y casi no impone límites a esta situación.

De interés para turistas en Estados Unidos

La mejor forma de evitar problemas migratorios, tanto si se ingresa con visa o con ESTA, es cumplir con la ley, por lo que se recomienda tomar este test para conocer aspectos fundamentales.

El caso especial de Canadá

Como regla general, los ciudadanos de Canadá no necesitan ni visa ni ESTA para ingresar a Estados Unidos como turistas y el permiso de estancia es por 6 meses.

Esto aplica a los canadienses que también son ciudadanos de otro país, es decir, a los casos de doble ciudadanía. Sin embargo, no aplica a los extranjeros que tienen residencia en Canadá.

Escrito por: María Rodríguez

Cómo hacer para que inversión inmobiliaria califique para la visa E-2

Una duda muy común entre personas extranjeras que desean obtener una visa de inversión para vivir en Estados Unidos es si una inversión inmobiliaria da derecho o no a optar por la visa E-2.

La respuesta es clara. En principio, no. Excepto si se le da la forma que se necesita para cumplir con los requisitos legales y económicos que imponen las leyes migratorias.

¿Qué requisitos se necesitan para que las inversión inmobiliaria permita para calificar para la visa E-2?

La ley dice que para calificar para la visa E-2 de inversión se tiene que crear o comprar un negocio que tiene que ser real y activo.

Pero, ¿cómo entender esos requerimientos? La mejor forma es a través de ejemplos.

Cuándo la inversión inmobiliaria NO califica para la visa E-2

Es común que una persona extranjera compre uno o varios inmuebles en Estados Unidos, desde su país o aprovechando una visita a Estados Unidos con una visa de turista.

Por ejemplo, que invierta medio millón de dólares en un condominio en Miami porque le gusta viajar  de vacaciones a esa ciudad. Esta situación no califica para la visa de inversión.

En otro ejemplo, un extranjero compra varios apartamentos por un valor de un millón de dólares con la idea de que con el tiempo incrementará su valor y que podrá venderlos por más dinero que el abonado por su compra. En este caso, tampoco se califica.

En ninguno de esos ejemplos se trata de un negocio real y activo. Entonces, ¿qué es eso?

Ejemplos de inversiones inmobiliarias que sí califican para la E-2

Para cumplir con los requisitos de las leyes migratorias debe:

  • tratarse de un negocio real, no de una mera inversión
  • la persona que solicita la visa E-2 debe dirigir el negocio
  • El negocio debe repercutir favorablemente en la economía de los Estados Unidos

Un ejemplo de ello sería, por ejemplo, el caso en el que una persona extranjera compra por valor de $300 mil dólares unos apartamentos y se dedica al negocio de rentarlos favoreciendo a la economía al crear empleo americano contratando a personal de seguridad, limpieza, etc.

Otro ejemplo sería el caso en el que el inversor se dedica a comprar inmuebles en mal estado, a repararlos y a venderlos. Tendría que gestionar el negocio y el requisito de repercutir favorablemente en la economía se cumpliría contratando a empresas americanas para llevar a cabo las reparaciones.

Por lo tanto, lo importante no es que se trate de una inversión inmobiliaria o no ni siquiera es tan importante el monto, lo fundamental es que se trate de un negocio real y activo y que tenga un efecto favorable en la economía estadounidense.

Y todos esos requisitos se prueban con un aspecto fundamental del proceso de petición de la visa: el plan de negocios. Ese es un punto fundamental que el oficial consular va a analizar con lupa antes de decidir si aprueba la solicitud de visa.

A tener en cuenta antes de solicitar una visa E-2

No todos los extranjeros pueden solicitar este tipo de visa. Es necesario ser ciudadano de un país que tiene firmado con Estados Unidos un contrato bilateral de visas de inversión.

No confundir con un Tratado de Libre Comercio, ya que nada tienen que ver. Si no se tiene ciudadanía de un país incluido en el listado, olvidarse de la E-2 y examinar otras posibles opciones como la green card por inversión o la L-1 de transfer en el caso de tener ya una empresa en el país de residencia habitual.

Si se reúne el requisito de la nacionalidad, es el momento de prestar atención a otros puntos de la E-2. Por ejemplo, es necesario que se trate de una inversión en un negocio, siendo posibles toda clase de opciones. Incluso la cantidad a invertir no está definida y va a depender del tipo de negocio.

El inversor que solicita la visa debe darle al negocio la forma jurídica que más le convenga. Pero en el caso de que el negocio pertenezca a más de una persona, tener presente siempre que para obtener la visa E-2 hay que ser propietario al menos del 51 por ciento del negocio. Por lo tanto no sirve en el caso de hermanos o socios que se dividen las acciones de la empresa al 50 por ciento o menos.

Antes de solicitar la visa hay que hacer pasos importantes, como constituir la empresa o, en su caso, comprarla, girar dinero a Estados Unidos a la cuenta corporativa, llevar a cabo contratos de arrendamiento, elaborar el plan de negocios,etc. Y sólo luego después se solicita al consulado o embajada la visa E-2.

Como muchos elementos del negocio se deben poner en marcha antes de saber si se obtiene la visa es recomendable hacer un pago mediante el sistema de escrow cuando se compre un negocio, y que el pago al vendedor quede condicionado a que la visa se obtiene.

Y si lo que se busca no es una visa sino una tarjeta de residencia, conocida también como green card, tener en cuenta que el camino no es la E-2 sino una EB-5, cuyos requisitos son más severos, pero es indudable que brinda más ventajas para las personas interesadas en mudarse, con sus familias, a los Estados Unidos.

Finalmente, para tramitar la visa E-2 es recomendable contar con un abogado especialista en este tipo de visas y que pueda demostrar un récord excelente en su tramitación. Son visas muy especializadas y no todos los abogados tienen el conocimiento ni la experiencia.

Escrito por: María Rodríguez

Las 10 mejores franquicias de Estados Unidos en 2019

Las franquicias son un modelo de negocio que puede resultar interesante para los latinos, que se caracterizan en Estados Unidos por ser emprendedores.

En este artículo se informa sobre cuáles son las opciones para obtener una visa o una tarjeta de residencia mediante una franquicia, qué debe mirar todo futuro empresario antes de comprar una franquicia y, a continuación, el listado de las 10 mejores franquicias en 2019 según Entrepreneur, incluido el costo inicial de la inversión y la cuota de arranque de actividad.

Opciones migratorias por inversión en una franquicia

Las franquicias no sólo son atractivas para los migrantes residentes permanentes legales o ciudadanos ya en Estados Unidos sino también para extranjeros que buscan obtener una green card o tarjeta de residencia a través del  programa EB-5.

La franquicia también permite obtener el derecho a residir y trabajar en Estados Unidos temporalmente con una visa de inversión, también conocida como E-2.

Sin embargo, cabe destacar para los indocumentados, el hecho de tener un negocio rentable en forma de franquicia u otro no es causa suficiente para buscar la regularización de su situación migratoria.

Por último, los extranjeros que residen fuera de Estados Unidos pueden invertir comprando una franquicia, simplemente porque consideran que es un buen negocio y sin que en sus planes entre el emigrar. En estos casos, deben pagar impuestos en EE.UU. para lo cual pueden necesitar un número fiscal conocido como ITIN.

Qué hacer antes de comprar una franquicia

Las franquicias suponen una inversión de dinero. Es cierto que las hay desde baratas a muy caras, pero en todo caso supone emplear ahorros y tiempo en esta nueva aventura, por lo que se recomienda informarse sobre los siguientes aspectos del negocio:

  • costo total de la inversión, incluido desembolso inicial y cuotas (royalties)
  • cuántas franquicias hay abiertas, cuál es la tasa de crecimiento y de cierres
  • cuál es el apoyo: entrenamiento, financiación, operación, marketing, etc.
  • cuán reconocida es la marca
  • cuál es la fortaleza financiera de la marca y verificar que está auditada

Para completar esa información es importante hablar personalmente con otros franquiciados y estudiar los datos que aporta la propia franquicia. Y siempre verificar con enorme detalle el documento que se conoce como Franchise Disclosure Document, que por ley toda franquicia debe proporcionar al menos 14 días antes de firmar cualquier documento o recibir dinero para sellar el contrato.

Finalmente es muy importante contratar un abogado o un contable o un consultor de franquicias (franchise consultant, por su nombre en inglés). Todos ellos son expertos y su ayuda va mucho más allá de recomendar la estructura jurídica para dar al negocio o los efectos migratorios.

McDonald’s, un clásico

Bic Mac
 La mejor franquicia de comida rápida. Foto de David Bishop. Getty Images.

McDonald’s es posiblemente el nombre más conocido de las franquicias de comida rápida. Lleva en el negocio desde 1955 y en la actualidad abre anualmente unos 500 negocios nuevos.

La inversión inicial está entre un millón de dólares y $2.200.000. Además se necesita el pago de $45.000 como tarifa inicial y después pagos en concepto de royalty del 4 por ciento, además del pago por publicidad.

McDonald’s trabaja con financieras para que el potencial franquiciado pueda financiar algunas inversiones, como por ejemplo, el equipo. Además, brinda un gran programa de marketing a través de programas de afiliación de clientes, televisión local y nacional, redes sociales, etc.

7-Eleven Inc: la franquicia de las tiendas de conveniencia
Negocio de 7-Eleven
 La mejor franquicia de tiendas de conveniencia. Foto de Getty Images.

 Las tiendas de conveniencia 7-Eleven abren las 24 horas del día. Empezó en el negocio de la franquicia en 1964 y en la actualidad hay más de 40.000 repartidas por todo el mundo, casi 7.000 en los Estados Unidos siendo, en la actualidad, una de las franquicias que más unidades nuevas abre por año.

La inversión inicial varía enormemente pudiendo ir de los $37.200 como mínimo a $1.635.200, pero debido a que en algunas localidades puede abrirse con una inversión baja es una franquicia que atrae a nuevos empresarios.

Asimismo, también hay grandes diferencias según la localidad en el pago de la tarifa de franquicia que puede ir desde $10.000 a $1.000.000.

Los contratos son por 10 años renovables y se precisa entre 7 y 10 empleados para gestionar un local.

Dunkin’ Donuts, las donas más conocidas
Niña comiendo un donut
 La mejor franquicia de donuts. JGI/Jamie Grill.

Dunkin’ Donuts, fundada en 1955, es todo un clásico de las franquicias. En la actualidad está presente en 32 países, abriendo de media más de 300 nuevos establecimientos al año y es una marca muy reconocida por su café y más de 70 variedades de donuts (donas).

La inversión inicial es muy variable dependiendo de tamaño y localización comenzando en $229.000 hasta $1.700.000. Además, el pago de la cuota inicial varía entre $40.000 y $90.000.

UPS Store
Bloque de palabras relativas a negocios
 UPS Store es una marca conocida por su solvencia financiera. ilyast. Getty Images.

UPS Store es una marca que goza de gran reconocimiento entre los clientes potenciales y tiene una gran fortaleza financiera.

El costo de una franquicia oscila entre $177.995 y $402.595. Además, aplica una cuota inicial de $29.950.

Re/Max LLC

Franquicia de RE/Max
 Para los interesados en bienes inmobiliarios, RE/Max es una franquicia a destacar. Foto de Smith Collection. Getty Images.

Esta inmobiliaria con sede en Denver crece no sólo domésticamente en los Estados Unidos sino también internacionalmente.

La inversión inicial por franquicia varía entre $37.500 y $225.000 y la cuota inicial entre $15.000 y $32.000.

En Estados Unidos la inversión en un inmueble por sí mismo no otorga ningún beneficio migratorio. Para que eso sea así, la inversión debe estar organizada en forma de negocio y crear empleo.

Sonic Drive-In Restaurants

Entrada a un Sonic Drive-In
 La franquicia Sonic Drive-In no tiene presencia internacional. Foto de Kevin Kane. Getty Images.

Esta franquicia de comida rápida opera desde 1959 desde su oficina principal en Oklahoma City.

No es una marca conocida internacionalmente porque no tiene negocio fuera de los Estados Unidos, sin embargo, en este país, sí que es una franquicia muy potente.

La inversión inicial requerida oscila entre $1.073.000 y $2.361.500.

Great Clips

Peluquera cortando el cabello a clienta
 La mejor franquicia de peluquería. Foto de JGI/Jamie Grill. Getty Images.

Great Clips es una franquicia de peluquería con oficina principal en Minnesota. La inversión inicial ronda desde los $136.900 a los $258.250. La cuota inicial está fijada en $20.000.

Taco Bell

Interior de un restaurante Taco Bell
 Taco Bell es parte de la empresa Yum Brands.Foto de Araya Díaz. 

Taco Bell es una de las marcas de Yum! Brands Inc. de la que también forman parte marcas reconocidas como KFC y Pizza Hut.

La inversión requerida para abrir un Taco Bell fluctúa entre $525.100 y $2.622.400. La cuota inicial va desde $25.000 a $45.000.

Hardee’s

Hamburguesa de Hardee's
 Hardee’s es otra franquicia de comida rápida entre las 10 mejores para invertir.Foto de Erik S. Lesser. Getty Images.

Otra franquicia de comida rápida se coloca entre las 10 mejores según el listado de Entrepreneur.

Hardee’s, con sede central en Tennessee, requiere una inversión inicial entre $1.431.000 y $1.949.000.

La cuota inicial varía entre $25.000 y $35.000

Sportclips

Cortando pelo a varón.
 SportClips es una peluquería orientada hacia clientes varones.Foto de Joe_Kohen 

Sportclips es una franquicia con más de 1.700 peluquerías orientadas hacia clientes varones. Tiene a su favor que es una de las franquicias con menos índice de cierres de establecimientos.

La inversión inicial varía entre $189.300 y $354.500 y la cuota inicial entre $25.000 y $59.000.

Puntos Clave: mejores franquicias en Estados Unidos

Negocios de las mejores franquicias para invertir: comida rápida, peluquerías y bienes inmobiliarios.

Inversión inicial mínima para franquicia: a partir de $32.200 en 7-Eleven y $35.500 en Re/Max.

Posibles beneficios migratorios por inversión: tarjeta de residencia a través de la visa de inversión EB-5 y vista temporal por inversión por programa E-2.

Escrito por: María Rodríguez